Aquí podemos ver la primera de las diversas colaboraciones que el tío Bill ha recibido de otros artistas asémicos. En estas obras se observa como la escritura asémica contamina otros espacios posibles, creando una textura gráfica, que siendo escritura, no contine significado semántico.