El taller POEX, que coordina Francisco Escudero, y que se celebra en la ciudad de Berja, realizó una sesión dedicada a las escritura asémicas del tío Bill. El taller se convirtió por unas horas en un laboratorio improvisado donde el doctor Benway, encarnado por el propio coordinador, desarrolló toda una serie de técnicas para inocular en los asistentes el antivirus asémico, el único antiviral que puede acabar con la predominancia del lenguaje instrumental que nos coarta.

Días antes del taller, los antivirales ya habían sido distribuidos por la ciudad. El lenguaje tenía los días contados.