Claudin A. Punk (Claudio Molina) se describe como artista visual, investigador de arte, profesor, padre orgulloso, melomaníaco, bon vivant y rockero y sé de buena tinta que lleva tiempo investigando sobre las relaciones y los límites entre dibujo y escritura y sé también, que al igual que yo también se pregunta: ¿Dónde empieza un dibujo y dónde acaba una escritura? ¿Si un icono es un dibujo con contenido semántico no será entonces también una escritura? ¿Si prescindimos del contenido semático de la escritura no nos quedará un hermoso dibujo?

Este territorio híbrido entre dibujo y escritura sin contenido semántico explícito se ha denominado comúnmente como asémico o asemántico. En un primer momento puede parecer un oxímoron, pues una escritura que no dice nada parece que no lo sea, pero como dice Roland Barthes en relación a las escrituras de la artista argentina Mirtha Dermisache «Usted ha sabido producir un cierto número de formas, ni figurativas ni abstractas, pero que se podrían nombrar bajo el término de “escrituras ilegibles” –lo que significa proponer a sus lectores, no mensajes y ni siquiera formas contingentes de la expresión, sino la idea, la esencia de la escritura”

Claudio nos propone ahora una serie de escrituras asémicas, o de dibujos letristas que se desarrollan en tres dimensiones. Puedes ver más trabajos suyos en este enlace.