Estas son algunas de los antivirales que el tío Bill y el doctor Benway han utilizado en su incesante lucha contra el lenguaje. Los signos asémicos de Bill han colonizado parte de las escrituras de otros artistas, en una fusión híbrida, en una simbiosis visual.